Saltar al contenido

¿Cómo hacer gachas de avena? ❗Más de 11 FORMAS❗

gachas de avena

En este articulo te explicamos cómo hacer gachas de avena cocidas y en el microondas, además de unas cuantas formas de personalizarlas y hacerlas muy atractivas y apetecibles.

Se trata de una receta de desayuno fácil, rápido y saludable, tanto para el corazón como para el cuerpo.

¿Cómo preparar una receta de desayuno de gachas de avena con sabor a cacao?

gachas de avena con cacao

✅ GACHAS DE AVENA ✅ con cacao, coco 🥥 y canela

Receta de desuyuno con gachas de avena con cacao – desayuno sano con cremosidad, sabor y aroma típico del chocolate. ¡Pruébalo!, te va a encantar.
Tiempo de preparación: 2 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
Tiempo total: 7 minutos
Plato: Desayuno, Merienda
Cocina: Mediterránea
Palabra clave: Avena, Desayuno rápido, gachas de avena, porridge, porridge de avena
Raciones: 1 Persona
Calorías: 120kcal
Cost: 1$

Ingredientes 

Ingredientes para preparar gachas de avena con cacao

  • 30 g avena (Una taza de café = una porción)
  • 1 cucharada cacao
  • 2 pizcas canela
  • 1 pizca sal
  • 1 cucharada stevia (Opcional)
  • 1 taza agua
  • 1 taza leche
  • 1 cucharada crema de coco (Ingrediente secreto)
  • 1/2 cucharada curcuma (Otro ingrediente secreto. Es opcional, pero da un sabor increíble, pruébalo)

Elaboración paso a paso

Elaboración de la receta de gachas de avena con cacao

  • Echa agua y leche en una cacerola
  • Cuando esten herviendo baja el fuego y añade la avena, el cacao y la canela
  • Añade también tu cuchara de coco. Este es el incrediente secreto.
  • Deja hervir durante unos 5 minutos sin dejar de remover
  • ¡Voila, Ya lo tienes! ¡A disfrutar!
  • Echa un vistazo a las coberturas que te hemos descrito en el post, si quieres acompañar a la avena. También hay otras muchas formas descritas para variar la receta.

Nutrition

Calorías: 120kcal
¿Te ha gustado esta receta?Comparte esta receta con tus amigos en Facebook @Muerdeelplato

Si te está gustando el artículo y quieres darnos las gracias por la receta, apóyanos por favor compartiendo este desayuno con amigos que puedan estar interesados, de modo que esta comunidad que formamos todos juntos siga creciendo y cambiando las mañanas de las personas. ¡Gracias!

También te pueden interesar nuestra receta de arroz con leche u otras recetas de desayunos sanos y rápidos.

Hay una cosa que nosotros siempre tenemos en grandes cantidades en casa: copos de avena. Comemos avena para el desayuno de lunes a viernes muy a menudo. A veces incluso los fines de semana. ¡Vamos que avena a diario! Especialmente los días cuando necesitamos un desayuno rápido de preparar.

Para verano, cuando llegue, lo que nos gusta son las gachas de avena fría preparada la noche anterior que se deja reposar en el frigorífico. En invierno, nos encanta la avena recién cocinada o las gachas de avena al horno, mmm.

En este artículo para tí: consejos y recetas fáciles para hacer gachas de avena

Compartimos nuestros bowl de avena a menudo en Instagram y a menudo recibimos preguntas sobre ¿cómo comer avena?, ¿cómo hacer y cocinar la avena?. Los más puestos utilizan la palabras inglesa y nos dicen: ¿oye, cómo hacer porridge de formas diferentes?, no quiero unas gachas de avena tradicional quiero algo má original.

Bueno, pues por eso hoy compartimos con tod@s vosotr@s cómo preparar varias recetas de gachas de avena, con consejos, acabados y presentaciones diferentes.

Os van a encantar estas formas de preparar las gachas de avena no solo por ser un desayuno fácil, rápido e ideal para cualquier día, sino porque quedan super ricas. Al fin y al cabo la avena es un producto muy versátil, y nos encanta el hecho de que haya infinitas formas de prepararla.

El objetivo es enseñarte para que nunca más vuelvas a tener que preguntarte cómo preparar el porridge de avena hoy y qué comer para un desayuno saludable y rápido.

Ventajas del desayuno con gachas de avena

Lo que nos encanta de la avena es que es muy rápida y fácil de cocinar para desayunar. Con un poco de creatividad puedes personalizarla con cualquier ingrediente. ¡Lo mejor es que te mantiene lleno de energía durante toda la mañana!

Es especialmente genial cuando tienes mucho que hacer por la mañana y te falta tiempo para desayunar, pero no quieres irte sin haber comido. Para ello, es bueno tener unas cuantas ideas para cocinar un desayuno fácil, rápido y rico, pero sin dejar de ser saludable como las gachas de avena. Esto permitirá que tu organismo y fuerzas no te abandonen, puedas rendir más sintiéndote bien y lleno de energía.

“La avena engorda”

¿Es un mito o una realidad que la avena engorda? La respuesta simple puede ser que sí, tiene calorías como cualquier otro alimento, por lo tanto si puede engordar.

Sin embargo una ración de porridge de avena para desayunar de una persona promedio no supera las 120 calorías. Es realmente una cantidad pequeña de calorías, que sin duda quemarás a lo largo del día sin tener que hacer un esfuerzo extra.

La avena no engorda en personas con una actividad física normal. Si te pasas literalmente todo el día tirado en el sofá comiendo avena, efectivamente, engordarás, pero si hicieras lo mismo comiendo lechuga acabarías engordando igual.

Por si todavía no lo tienes claro un croissant promedio tiene unas 400 calorías “vacias” que básicamente componen harinas refinadas y grasas saturadas, una ración de avena 124 calorías incluyendo por ejemplo una gran cantidad de proteína a la ingesta.

“La avena con leche engorda”

La explicación a este mito es tan sencilla como la del mito de que la avena engorda, pero la solución es mucho más simple que antes. Es cierto que la leche contiene bastantes grasas saturadas, por lo que puedes preparar tu porridge de avena con leches vegetales o animales bajas en grasas, obteniendo los mismos beneficios pero con un índice calórico mucho menor.

Conclusión: La leche con avena no engorda si se consume de la forma adecuada, escríbenos en los comentarios si tienes cualquier duda al respecto y estaremos encantados de resolverla.

¿Que ingredientes necesitas para preparar gachas de avena o porridge de avena?

Primero hay que aclarar que el porridge de avena es la forma de llamar a las gachas de avena en inglés. Por ello cuando hablamos de porridge se le puede entender como sinónimo de las gachas de avena. Es un desayuno típico británico. 

Ahora bien, ¿qué necesitas y cómo preparar gachas de avena o porridge? Todo comienza con ingredientes muy simples, que todo el mundo tiene en su casa.

Para preparar unas gachas de avena saludables sólo necesitas avena tradicional o avena molida, leche, agua, una pizca de sal y si lo deseas stevia u otra alternativa saludable del azúcar. La combinación depende de si quieres gachas de avena saladas o gachas de avena dulce. Esto es lo único que necesitas para hacer porridge de avena. Fácil, ¿verdad? 

oats

Qué avena comprar es la pregunta, ya que existen varios tipos que podemos utilizar. A continuación te enumeramos las diferencias:

–      Avena instantánea (copos de avena troceados): se trata de una avena troceada más fina, que se puede cocinar para hacer un desayuno muy rápido y sencillo. 

–      Avena normal (copos de avena enteros): aquí hablamos del tipo de avena entera sin procesar. Hay que tener en cuenta que a la hora de cocinarla requiere algo más tiempo.

–      Salvado de avena: en este caso se entiende la capa externa del grano de avena. Es lo que queda tras el refinado de los granos. Su uso es similar al de los copos de avena. Lo puedes incorporar a cualquiera de tus platos: postres, panes, batidos, smoothies, yogures, leches, bollería, panes, ensaladas, etc.

–      Harina de avena: es un ingrediente básico en muchas recetas saludables que suele utilizarse para sustituir a la harina de trigo. Esta harina se utiliza para muchas elaboraciones como: barritas energéticas de avena, panqueques saludables de avena, galletas de avena, pasta de avena, magdalenas sanas de avena, cereales de avena y mucho más.

¿Cómo preparar gachas de avena al horno?

gachas de avena al horno

Uno de nuestros desayunos de gachas de avena favoritos y otra forma original de prepararlas es al horno. Quedan espléndidas, crujientes por encima y con un suave y tierno interior. Realmente una buena opción incluso para sorprender invitados y evitar hacer las típicas gachas de avena tradicional.

La elaboración de las gachas de avena al horno es muy fácil. Necesitas avena (lo mejor es copos de avena enteros), huevo, leche, nueces, avellanas, pasas (u otro frutos secos) y una manzana (también puedes hacerlo con pera).

La avena se mezcla con la leche y el huevo y encima se colocan los frutos secos y la manzana. Todo esto se mete en el horno. El resultado son unas gachas de avena con varias texturas y sabores diferente, realmente un desayuno fantástico.

A continuación te dejamos la receta de gachas de avena al horno con la explicación de la elaboración detallada.

Desayuno gachas de avena al horno ✅ 4 sabores

2 Personas
35 min
Suculento desayuno con gachas de avena al horno que incorpora cuatro sabores y texturas diferentes: un tierno, suave y aromático interior cubierto por una combinación de crujientes nueces y jugosa manzana, auténtico regalo para todos los sentidos, vista, olfato, oido y gusto.
Prueba esta receta
gachas de avena al horno

¿Cómo hacer gachas de avena al microondas?

Lo primero es medir la cantidad de avena y la cantidad de agua o leche. La relación a utilizar normalmente es 1 parte de avena por 2 del líquido que vayamos a utilizar. Para ser exactos la cantidad habitual para una porción es de 1/2 taza de copos de avena a 1 taza de agua, leche o una combinación de las dos (si lo quieres más saludable, puedes hacerlo sólo con agua, como lo suelen hacer muchos deportistas).

En nuestro caso solemos utilizar 1/2 taza de agua y 1/2 taza de leche, o una alternativa de la leche como sería la leche de coco o la leche de almendra. Y sí, también existe leche de avena por si no la has probado. Ésta también se puede utilizar.

Una vez hecho esto, para hacer gachas de avena sin cocer mete tu bowl con la mezcla en el microondas sin una tapa. El microondas hay que ponerlo a temperatura alta por unos 2 minutos para obtener una consistencia perfecta.

Vamos, que más rápido imposible, ¿no crees? . Lo dicho, en verano este desayuno sano de avena en el microondas se puede hacer la noche anterior y dejarlo reposar en el frigorífico mientras dormimos. En invierno se puede consumir directamente después de sacarlo del microondas. 

¿Cómo cocinar gachas de avena cocida a fuego?

porridge

Si vas a cocinar la avena puedes utilizar las mismas proporciones de avena, agua y leche que en el caso anterior. Sin embargo, ¡hay una diferencia!

Ahora primero vamos a hervir la leche y el agua para la avena en una cacerola pequeña. Cuando empiece a hervir, tienes que reducir a fuego más bajo y añadir la avena. Déjala cocinar unos minutos hasta que la avena espese y absorba todo o parte del líquido (según el gusto de cada uno). Para ello no olvides remover con frecuencia. Suele tardar unos 5 minutos.

Independientemente de utilizar el microondas o cocinarla en el fogón, ahora sabes cómo hacer avena con agua o leche rápida y fácil. Al final tienes como resultado un tazón de desayuno de avena caliente, suave y cremoso que está listo para cubrir y decorar con tus frutas o complementos preferidos.

Acabados y presentación

Lo bueno de estas recetas con avena es que son muy versátiles, puesto que la avena se deja combinar con muchas cosas. Esto permite la creación de diferentes texturas y sabores en cuanto a aromas e intensidad. Solo debes ponerle imaginación e intentar combinar tus ingredientes favoritos para no solo tener un desayuno sano y nutritivo, pero también disfrutar preparándolo y después comiéndolo.

Además, no te olvides que no sólo sirven para el desayuno, sino que las gachas de avena para merendar también son una buena opción saludable. Así que tienes por qué hacerlas solo para desayunar.

Posibilidades de acabado y presentación

gachas de avena con cacao

A nosotros nos gusta variar la avena y usarla en combinación con diferentes productos. Por ejemplo, una de las maneras favoritas de prepararla es como base para disfrutar de una fruta fresca.

La versatilidad de la avena te permite convertir un simple desayuno en un extraordinario tazón de desayuno de superalimento. 

Aquí nuestras recetas sanas con avena favoritas

–      Avena con agua y stevia: esta es la forma más básica y fácil. La solemos utilizar cuando queremos reducir la cantidad de calorías y grasas ingeridas durante el día. Por ello las podemos llamar gachas de avena fit. Las gachas de avena sin leche son igualmente buena opción para veganos. También hay que decirlo, es la menos rica de todas.

–      Avena con leche, agua y canela: esta avena es algo más aromática y de un sabor mucho mejor que la anterior. Se puede hacer tanto con sal como con stevia para que sea algo más dulzona. Una combinación de las dos también es delicioso.

–      Gachas de avena con cacao puro: sabe increíblemente bien, ¡haz la prueba y lo verás tu mismo!

Avena con leche, canela, cacao y aceite de coco

Esta mezcla es nuestra favorita. Sin duda, ¡el mejor sabor! El resultado es un desayuno aromático, sano y muy delicioso. Añade el coco, el cacao y la canela después de añadir la avena y no dejes de remover por unos 5 minutos. Para que esté más rico recomendamos que le añadas 2 pizcas de sal y stevia al gusto. 

Gachas de avena con plátano y nueces

Esta es otra forma super rica de preparar porridge de avena. Haz puré de plátano maduro fresco y añade nueces, semillas de lino molidas y canela. ¡Sabe espectacular y son gachas de avena sin azúcar! El dulzor natural de un plátano maduro elimina la necesidad de añadir miel, stevia u otro sustituto del azúcar.

Avena con fresas y crema de coco

El coco y las fresas combinan muy bien, por lo que después de haber cocido la avena añade fresas en rodajas, el coco y remueve. Si tienes extracto de vainilla, le puedes dar un toque definitivo que hará de tus gachas de avena un desayuno irresistible. 

Porridge Avena con mantequilla de cacahuete y chocolate

Esta es la forma más golosa y menos saludable de preparar copos de avena. Por ello, te recomendamos que la hagas sólo de vez en cuando en cantidades limitadas, ya que su valor calórico es más alto. Cuando la avena aún esté caliente, agrega trocitos de chocolate (si lo quieres más saludable, chocolate negro es mejor). Sigue removiendo hasta que tengas una avena chocolateada. Para acabar la fiesta, añade una cucharada de mantequilla de cacahuete o maní. Si tienes hijos, seguro que este tipo de avena será su favorita y la devorarán en cuestión de segundos. Además, no olvides que es más saludable que los cereales comerciales que venden en el supermercado.

Avena con curry y avena con curcuma

gachas de avena con curcuma

Esta es una variación de la receta que probamos hace poco que nos gustó un montón. Se nos ocurrió, porque leímos sobre la tendencia del golden milk (leche de oro). Realmente muy rico. Al igual que las recetas anteriores, añade curry o curcuma y una pizca de sal. Queda super rico y aromático.

Acompañamiento para gachas de avena – Toppings

Para las coberturas de avena solo debes utilizar tu imaginación. No hay límites. Literalmente puedes pensar en ello como un lienzo, donde puedes expresar tus emociones.

Para hacer tu desayuno algo más saludable, sólo tienes que añadir por ejemplo un poco de fruta. Con ello vas a endulzarlo y vas a obtener aún más fibra para tu cuerpo.

Si adicionalmente añades algunas nueces y semillas vas a obtener proteínas y grasas saludables. Por último también puedes añadir especias para intensificar el sabor y el aroma de tu desayuno.

Más ideas para acompañamientos de avena

–      Fruta: la avena con fruta es un clásico. Puedes utilizar fruta fresca como plátanos, frutos rojos y manzanas. A nosotros nos gustan las gachas de avena con plátano, ya que puedes hacerlas sin azúcar. El dulzor natural de un plátano maduro elimina la necesidad de un edulcorante. ¡Coge tu bowl, pon la avena y decora con la fruta que más te gusta¡ Añade frutos secos como pasas, arándanos rojos, dátiles, albaricoques o coco rallado. Lo que también queda genial son frutas congeladas como: frutos del bosque, fresas, mango, mermeladas o purés de fruta.

gachas de avena con fruta

–      Nueces y semillas: son una fuente increíble de proteínas y grasas saludables. Puedes utilizar nueces, almendras, avellanas, semillas de chía, semillas de lino, o incluso semillas de calabaza y girasol. 

–      Granos cocidos: la avena también combina muy bien en una granola, con quinoa, amaranto o germen de trigo. Estos se pueden cocinar tanto juntos como por separado. 

–      Especias: básicamente las especias que se utilizan en repostería van muy bien y elevarán tu desayuno a otro nivel. Puedes probar con vainilla, canela, cardamomo, nuez moscada o jengibre entre otras.

–      Lácteos: puedes hacer gachas de avena con yogurt o añadir cualquier tipo de lácteo o crema. Prueba por ejemplo con mantequilla de cacahuete, crema de anacardos, crema de avellanas, quark y queso requesón.

–      Proteína en polvo: si estás entrenando y quieres añadir más proteína a tu dieta puedes añadir proteína en polvo. Las gachas de avena proteicas son muy buena opción si sigues una dieta específica para bajar de peso y adelgazar, o si eres un deportista.

–      Para endulzar (edulcorantes alternativas del azúcar): en este caso para nosotros la mejor opción, debido a su reducido valor calórico, es la stevia. También puedes utilizar miel, jarabe de arce, sirope de dátiles o jarabe de agave.

A modo de inspiración puedes echar un vistazo al segundo bowl de gachas con avena en nuestro post “11 bowl de frutas para desayunar o merendar”.

Prueba las gachas de avena saladas

¿Saladas? Si has leído bien, también puedes preparar recetas de gachas de avena saladas. Como ya hemos dicho, la avena se deja cocinar y combinar con todo. Es exactamente lo mismo que con las dulces, lo único es que ahora al cocinarlas añades sal y debes utilizar ingredientes diferentes para el acabado.

A continuación te dejamos un par de recetas de porridge salado:

Gachas de avena con huevo, jamón y champiñones

Este es probablemente uno de nuestros favoritos. Para hacer esta receta con avena salada debes primero cocinarla como te hemos explicado, pero añadiendo sal a tu gusto. Añade también aceite de coco para dar más sabor, si tienes en casa. Cuando la avena esté burbujeando debes añadir uno o dos huevos habiéndolo batido antes. No dejes de remover durante unos 2 minutos adicionales para que el huevo se haga.

Después o al mismo tiempo saltea los champiñones y el jamón (también puedes utilizar bacon). Cuando todo esté listo, júntalo todo y voilà, un desayuno con avena salada riquísimo y diferente.

Otras recetas con avena salada

Como siempre esta es solo una posibilidad de miles. Prueba las siguientes:

  • Gachas de avena con huevo y queso
  • Gachas de avena con huevo y aguacate
  • Gachas de avena con espinacas y champiñones
  • Gachas de avena con verduras salteadas

Consejos sobre cómo cocinar el porridge de avena para el desayuno

–      Desde nuestro punto de vista la mejor avena para cocinar y hacer porridge es la avena troceada. Dependiendo de si utilizas la avena entera o troceada la consistencia de tu desayuno acaba cambiando. Aquí debes experimentar y probar cuál es la opción que más te gusta.

–      Es muy importante que prestes atención a la proporción de avena y líquido. Lo habitual como referencia es 1/2 taza de avena por 1 taza de líquido. Cambiando la proporción cambiará la textura y la consistencia de tus gachas. Con menos líquido la avena quedará más espesa y puede que no se cocine del todo. Si utilizas más agua y leche, te quedará una mezcla bastante líquida. En caso de tener dificultades con la proporción, puedes ir añadiendo avena poco a poco mientras cocina hasta que consigas la consistencia que más te gusta. 

–      No te olvides de añadir stevia y sal. A nosotros nos gusta la combinación de las dos. Ese sabor dulce salado es muy peculiar, pero muy rico. Si te preguntas por las proporciones, lo major es una cucharada de stevia y dos pizcas de sal. Pruébalo, realmente verás que el sabor de la avena mejora. 

avena con frutos secos

¿Cómo hacer las mejores gachas de avena del mundo?

Desde nuestro punto de vista, el secreto para que las gachas de avena estén increíbles y puedan catalogarse como “las mejores gachas de avena” es que tras cocinarlas te queden con una consistencia cremosa y suave.

Pero, ¿cómo puedes conseguir unas gachas de avena cremosas y suaves?

¿Cómo hacer la gachas de avena más cremosas?

  • Remueve mientras la avena se cuece sin parar: cuando la avena empiece a burbujear no dejes de mover. Removiendo unos 5 minutos hará que tus gachas de avena queden muy cremosas y apetecibles
  • No añades demasiado avena: si pones demasiado avena, va a espesar y no va a quedar cremosos. Es incluso mejor que pongas más agua y sigas removiendo. Esta se va a evaporar y quedarán cremosas.
  • Utiliza leche entera: Si quieres que las gachas de avena te queden más cremosos, utiliza leche entera de calidad.
  • Añade media cucharada de aceite de coco: el aceite de coco tiene el poder de hacer las gachas de avena más suaves y tiernas. Además queda un sabor y aroma a coco muy agradable
  • Añade huevo: otro truco para que queden cremosas es batir un huevo en un bol. Cuando empieza a burbujear la avena puedes añadir el huevo sin dejar de remover.
  • Utiliza copos de avena troceados y no enteros: al preparar las gachas de avena con copos de avena troceados, estos sueltan más partículas finas al remover lo que hace que tus gachas de avena queden como una crema.

¿Es bueno comer gachas de avena para cenar?

Comer gachas de avena para la cena, o incluso para merendar, es una opción muy saludable. La avena es baja en grasa y una fuente importante de fibra que te ayudará a evitar golpes de hambre por la tarde noche. Asimismo, la avena mejora la digestión y al contener bastante proteína ayuda a quemar más calorías mientras duermes. 

Adicionalmente, los nutrientes que contiene la avena contribuyen a un bienestar general y se ha demostrado que comerla por la noche puede ayudar a dormir mejor durante la noche. La avena contiene melatonina, que se suele tomar como ayuda para dormir puesto que regula el reloj interno del cuerpo.

Igualmente es rica en calcio y magnesio, las cuales promueven un sueño de calidad. En cuanto a nutrientes y minerales parece una buena opción. Pero la avena contiene carbohidratos. La avena engorda, ¿verdad?. Por lo tanto, comer gachas de avena por la noche no es tan bueno. ¿Si? o ¿no?

¿Pueden las gachas de avena ayudar a adelgazar?

fit

Bueno hay que dejar algo muy claro. Adelgazar o engordar depende de la cantidad de calorías que ingerimos durante el día. Si tenemos déficit de calorías adelgazaremos. Si tomamos más calorías de las que quemamos engordaremos. ¡Esta es la pura verdad!

De hecho, ha habido experimentos en los que personas han llegado a adelgazar incluso comiendo chocolate. Eso sí, ¡esta gente ha pasado mucha hambre! ¿Avena para adelgazar? Pues sí, es posible, depende de la actividad física y de tu dieta durante el día. 

Lo dicho, si hoy quemas 1.500 calorías y has comido tan solo 1.000, las 500 calorías extra de energía que necesita tu cuerpo para seguir moviéndose los tomará de las reservas acumuladas en tu cuerpo. Si esto se repite continuamente durante varios días adelgazarás.

Ahora bien, 100g de avena aportan 389 calorías en forma cruda y unos 70 calorías hechas en agua. Si has llegado a quemar suficientes calorías durante el día, una taza de avena no te hará engordar. Sin embargo, la mayoría de la gente no llega a moverse lo suficiente durante el día. Por consiguiente, ¿por qué la avena engorda? La avena no engorda, la avena engorda si no nos movemos suficientemente. 

A modo de comparación: 100g de tomate contienen 18 calorías y 100g de pepino tienen 12 calorías. En total tenemos 200 gramos de comida y tan sólo 30 calorías. 200 gramos de avena cocida con agua tendrá 140 calorías. Para quemar 100 calorías necesitas andar aproximadamente un kilómetro y medio (1,5 kilómetros). 

Ahora cada uno puede decidir si debe o no comer gachas de avena para cenar o merendar. Puede ser una opción perfecta contrario a lo que muchos pueden pensar. De hecho, consumir avena para cenar se incluye en muchas dietas, ya que acelera el metabolismo y la quema de calorías durante la noche. Eso sí, todo depende de cuanto movimiento has hecho durante el día y si con las extra calorías de la avena mantienes un déficit calórico. 

Existen muchas apps con las que puedes seguir la cantidad de calorías ingeridas durante el día. Te dejamos esta lista de 6 apps que te ayudan a medir la cantidad de calorías ingeridas durante el día.

Otras recetas saludables con avena

Para terminar te dejamos un video para ver otras 4 ideas para preparar desayuno saludable con avena.

Esperamos que te guste nuestra receta y nuestros consejos sobre cómo hacer gachas de avena. ¡Ojo, no cualquiera!, sino las mejores gachas de avena del mundo. Si acabas probando algunas de las recetas saludables de avena o cualquier otra receta de Muerde el Plato, ¡no te olvides de evaluar la receta y dejarnos un comentario con tu impresión! ¿Te ha gustado? ¿Ha sido fácil? ¿Quieres que mejoremos algo? Nos encantaría saber más sobre tu experiencia y resultado para poder adaptar nuestro contenido. Y si haces una foto, ¡compártela con nosotros en Instagram para que podamos publicarla en nuestras historias!


Si te ha gustado el artículo, quieres apoyarnos y darnos las gracias por la receta, puedes hacerlo al compartir este desayuno con amigos que puedan estar interesados, de modo que esta comunidad que formamos todos juntos siga creciendo y cambiando las mañanas de las personas.

Estas leyendo: ¿Cómo hacer gachas de avena? ❗Más de 11 FORMAS❗